Actores determinantes en el triunfo de Danilo Medina en las pasadas elecciones presidenciales

Actores determinantes en el triunfo de Danilo Medina en las pasadas elecciones presidenciales, aseguran que la victoria obtenida fue el resultado de la suma de mucho esfuerzo del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), del Sector Externo y de los diferentes movimientos de apoyo, no obstante creen que estos últimos no han sido tomados en cuenta a más de año y medio de gobierno peledeísta.

De acuerdo a un despacho de prensa, refieren que la alta valoración hacia la imagen de Danilo Medina se inició con el arduo desempeño de estos movimientos, y que la misma se ha consolidado bastante, como lo evidencian los resultados del “VIII Congreso Comandante Norge Botello”, con la arrolladora victoria del Presidente de la República, tanto en el Comité Central como en el Comité Político del partido oficialista.

Agregan que estos se convirtieron en una “poderosa estructura” que direccionó hacia un mismo objetivo en toda la geografía nacional y el exterior, entre los cuales, Empresarios con Danilo (EMPREDA), guiado por Justiniano Placencia (Negrito) y el Movimiento Muro con Danilo (MURO), liderado por Víctor Pavón, se convirtieron en verdaderas maquinarias electorales.

“Estos triunfos han sido un mérito compartido entre todos. Cada sector jugó su rol y la estructura partidaria del PLD fue estelar, así como también el Sector Externo, donde convergieron miles de movimiento como los antes señalados, por lo que esperamos ser integrados al tren gubernamental”, según consideran.

El despacho de referencia precisa que el Sector Externo fue el receptor de muchas voluntades y una amplia gama de esfuerzos expresados en todas sus manifestaciones y en distintas capas sociales, lo cual, conjugado con una excelente propuesta electoral concitó el respaldo de 2 millones 323 mil 150 votos en favor del candidato del Partido de la Liberación Dominicana.

Destacan que con el trabajo conjunto en varios frentes y más de 1,500 movimientos, contribuyeron al triunfo en primera vuelta el 20 de mayo de 2012, quienes además incidieron en la alta proyección de la imagen del hoy mandatario, a través de grupos como Empreda y Muro, entre otros.

“El país no soportaba una segunda vuelta. La sociedad dio un respaldo mayoritario al mejor plan de gobierno, el cual encabeza desde el 16 de agosto de 2012 el compañero Danilo Medina junto a sus mejores hombres y mujeres y esto gracias a la imagen que Empreda, Muro y otros movimientos proyectamos en todo el país”, sostienen.

Finalmente agregan que estos movimientos lograron imprimir un padrón fotográfico, designando una comisión para cada recinto y colegio electoral, “lo que sin lugar a dudas contribuyó en llevar a votar a la gente en las provincias y los diferentes sectores de la Capital, con lo cual consolidaron la figura y el triunfo de Danilo Medina”.

Autor: ORLANDO ARIAS

La soberanía: más necesaria que nunca

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Lo que faltaba. El nieto del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, hijo de Angelita Trujillo, salió en defensa de la soberanía de la República Dominicana y en defensa de la sentencia 168/13, del Tribunal Constitucional.

De acuerdo con el señor Ramfis Domínguez Trujillo el veredicto del 23 de septiembre del Tribunal Constitucional “intenta corregir el error que se cometió con la disposición del “derecho a suelo” o jus solis, en la Constitución del 1929, que concedía la nacionalidad dominicana a toda persona nacida dentro del territorio nacional”.

Incluso, el nieto del dictador reclama la vigencia de una ley de 1957, la 47-01, que declara como “agentes extranjeros” a las ONGs que reciban fondos del exterior. Claro es una ley trujillista.

Dice el nieto del dictador que quienes condenaron la sentencia 168/13 son agentes extranjeros, porque “condenaron el fallo de nuestra máxima autoridad jurídica, con un despliegue fanático y apasionado, y sin el más mínimo respeto a nuestra soberanía y nuestras leyes, y sin el más mínimo interés por conocer nuestra historia, nuestro presente, y las condiciones tan nocivas a las que nos tienen sometidas, con una invasión pacífica, que pesa de manera extraordinaria sobre nuestros recursos, nuestra seguridad, y nuestra soberanía”.

Aquí va el artículo de Ramfis Domínguez Trujillo, publicado por el diario digital Al Momento.net, el pasado 13 de febrero:

La soberanía: más necesaria que nunca

Por L. RAMFIS DOMINGUEZ TRUJILLO

EL AUTOR es nieto del fenecido dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo. Reside en Miami.

El pasado 23 de Septiembre, el Tribunal Constitucional de la República Dominicana emitió su sentencia 168-13, que en efecto, apoya de manera perentoria el Artículo 18 de nuestra Carta Magna en su última versión (promulgada en Enero del 2010), que impone de nuevo el precepto de jus sanguinis o “derecho de sangre” como principio para adquirir la nacionalidad dominicana.

Esta disposición otorga la nacionalidad únicamente en base a los vínculos sanguíneos, y exige que cuando menos uno de los padres, sea nacional dominicano. En contraste, la Constitución de Moca del 1858, requería que ambos padres poseyeran sangre dominicana para ser favorecido con nuestra ciudadanía.

En efecto, tanto la modificación a nuestra Constitución en el 2010 y el veredicto del Tribunal Constitucional, intentan corregir el error que se cometió con la disposición del “derecho a suelo” o jus solis, en la Constitución del 1929, que concedía la nacionalidad dominicana a toda persona nacida dentro del territorio nacional.

En un acto de repudiable intromisión extranjera, numerosas organizaciones internacionales y ONGs que, conforme la ley 47-01 del 1957 también son agentes extranjeros (ya que reciben apoyo económico internacional), condenaron el fallo de nuestra máxima autoridad jurídica, con un despliegue fanático y apasionado, y sin el más mínimo respeto a nuestra soberanía y nuestras leyes, y sin el más mínimo interés por conocer nuestra historia, nuestro presente, y las condiciones tan nocivas a las que nos tienen sometidas, con una invasión pacifica, que pesa de manera extraordinaria sobre nuestros recursos, nuestra seguridad, y nuestra soberanía.

Todos estos organismos persiguen sancionar a la República Dominicana y han dedicado sus esfuerzos en desprestigiarnos con una cobertura absolutamente desvirtuada e injusta en todos los medios de comunicación internacional. La prensa ha preferido hacerle caso omiso a la hipocresía de muchos de estos que solo persiguen lucro y reconocimiento y peor aún, de los países que se han sumado a este esfuerzo, cuyas políticas migratorias y su aplicación han sido mucho más rigurosas.

Estos medios ignoran intencionadamente la solidaridad que siempre hemos exhibido con el país vecino, y con fines de amedrentar y sugestionar al mundo, excluyen de sus escritos toda mención de las diversas leyes que asisten a todo extranjero nacido dentro y fuera de la República Dominicana, como lo son la ley 1683 sobre la Naturalización del 1948, y la Ley 285 del 2004 sobre la migración, entre otras disposiciones más que favorecen a toda persona que desee convertirse en nacional dominicano.

Para vilipendiar determinadamente a nuestra patria, estos grupos declaran que el fallo 168-13 deja en condición de apátrida a cientos de miles de residentes nacidos en el territorio nacional y de origen haitiano, ignorando deliberadamente los esfuerzos de nuestras instituciones gubernamentales que trabajan para regularizar a estos asentados; la disposición de jus sanguinis de la Constitución Haitiana que les otorga ciudadanía haitiana automáticamente; e inclusive, la “Convención Para Reducir Los Casos De Apátridas” del 1961, cuyos firmantes acordaron otorgar su ciudadanía a cualquier apátrida del mundo.

Estos olvidan mencionar que la norma de jus solis – que otorga la ciudadanía simplemente por lugar de nacimiento- es aplicada en una gran minoría de los países del mundo, y generalmente estados con economías bien desarrolladas.

Es realmente penoso ver como algunos dominicanos, que aparentan estar más interesados en preservar su imagen a nivel internacional que el bienestar de su patria, abogan contra el derecho inalienable que tenemos de proteger nuestra soberanía, prefiriendo unir sus voces a las intrusiones colectivas extranjeras con señalamientos de xenofobia, anti-haitianísmo y demás. Peor aún, es ver la postura de algunos de nuestros funcionarios que, en aparente complicidad con aquellos intereses -incluso en medio de serios alegatos sobre una nefasta corriente que favorece la fusión de nuestros países- señalan el fallo como inoportuno, desacertado, y hasta ilegal.

En estos momentos de grandes desafíos para nuestra abatida nación, necesitamos un liderazgo sólido, que se resista a las presiones de los organismos internacionales y que nos conduzca de nuevo por el camino de la prosperidad y la independencia económica, que es lo único que nos podrá liberar de estas funestas imposiciones.

En ese sentido, es importante aclarar que el Poder Ejecutivo no tiene la autoridad para emitir decretos interpretativos (como lo es el 327-13) que intenten mitigar o rectificar el alcance de una ley o disposición de nuestra Carta Magna o de nuestras instituciones judiciales, y mucho menos con la intención de satisfacer las impertinentes exigencias de intrusos internacionales. A nuestro Primer Mandatario le corresponde velar por el cumplimiento de nuestras leyes y proteger nuestros mejores intereses siempre. Su mensaje debe ser claro, contundente, sin titubeos y contradicciones, ni hechos que discrepen con la sentencia de la máxima autoridad jurídica de nuestra patria y que persigan debilitar su trascendencia.

No podemos olvidar que la República Dominicana nació como fruto de un acto de separación política y territorial que logramos luego de numerosas conflagraciones bélicas, invasiones sangrientas y ocupaciones absolutamente perversas del país vecino. No somos xenófobos, y tampoco somos anti-haitianos, pero si somos Pro-Dominicanos, y defenderemos siempre los intereses de nuestros conciudadanos primero. Cuando hayamos podido superar las extraordinarias vicisitudes que nos afectan, entonces podremos preocuparnos por nuestros vecinos. Mientras tanto, necesitamos una política migratoria firme que conjuntamente con un programa fronterizo eficaz, nos ayude a erradicar la migración descontrolada que nos afecta tan perniciosamente.

Los haitianos son nuestros vecinos, y merecen nuestro respeto, consideración, amistad y solidaridad, pero tenemos todo el derecho de fortalecer nuestras delimitaciones fronterizas, e instituir las leyes que consideremos necesarias para proteger nuestra soberanía. Como bien lo expresó recientemente Pauline Marois (la Primera Ministra de Canadá) con una noción que debemos aplicar nosotros los dominicanos de manera urgente, hoy, “la soberanía es más necesario que nunca.”

Dominicanos, demos todo por la patria, incluso, hasta la misma vida.

¡Que viva por siempre República Dominicana!

Artículo de Guarionex Rosa – Leonel estaría enojado por resultados en el PLD

Artículo de Guarionex Rosa – Leonel estaría enojado por resultados en el PLD

El endoso indirecto al clientelismo político, que aparentemente denuncia en un artículo el pasado lunes 10 del corriente mes, el ex presidente Fernández, parece más bien un producto de la inconformidad con la dirigencia de su partido por el manejo del VIII Congreso y renovación del liderazgo.

De paso, un hombre tan sabio como el ex gobernante se detiene en “experiencias” de su régimen, que considera “grandes” e involucra a servidores públicos de su era y de la actual, como el director del INPOSDOM, Modesto Guzmán, un consagrado partidario del doctor Balaguer.

El análisis “El poder y el liderazgo: entre puestos y sobrecitos”, que publica en LISTÍN DIARIO, parece traer por los cabellos el clientelismo político, que practicó al solicitar del doctor Balaguer después del triunfo electoral de 1996, los nombres de reformistas para nombrar.

El propio doctor Fernández se ocupa de elevar el nombre del doctor Balaguer y el cuidado que tuvo en el manejo de sus relaciones con los políticos y con él particularmente, al relatar que el viejo cazurro se negó rotundamente a ofrecerle nombres de reformistas para nombrar en cargos.

Afirma el ex presidente que al negarse a ofrecerle nombres, el doctor Balaguer le dijo que había apoyado su candidatura “por razones estrictamente patrióticas, sin ningún otro interés particular, y que, por consiguiente, no sería necesario designar a ningún miembro de su organización política en un cargo público”.

Claro que muchos lectores entenderán que el patriotismo a que se refiere el caudillo reformista era al empeño para que no alcanzara el poder el doctor José Francisco Peña Gómez, un blanco de ultranacionalistas y otros sectores que denunciaban su origen haitiano.

Fernández le hace daño al señor Guzmán, de quien revela conversaciones que ambos sostuvieron cuando el funcionario era acogido supuestamente como uno de los que podían entrar en la casa del viejo político reformista sin llenar mayores formalidades, aunque quizás lo afianza en el puesto.

El doctor Fernández lo designó director del INPOSDOM en su primer régimen y luego lo confirmó en los anteriores a sabiendas de que el funcionario balaguerista era de los que tenía capacidad para “nombrar algunos compatriotas, repartir de vez en cuando algún dinerito y satisfacer algunas de sus necesidades más urgentes”.

Leonel está enojado
El presidente Fernández estaría enojado por la forma como se manejó la escogencia de los integrantes del comité político y del comité ejecutivo de su partido en la última tras el Congreso y porque algunos de sus partidarios con supuesta calidad fueron descartados en beneficio de otros que se alega apoyan al gobierno.

El ex presidente olvidó aquella queja del presidente Medina en ocasión de su lucha por la candidatura presidencial que ganó el doctor Fernández en el sentido de que “me venció el Estado”. Ahora al parecer el Estado también venció a favor de quienes detentan el poder.

El mismo doctor Fernández reconoce el valor del Estado al tomar prestado a la teoría de la comunicación el conocido esquema de Lasswell, quien afirma que el poder se traduce en la siguiente fórmula: “Quién da Qué, a Quién, por Qué Medios, con Qué Efectos”, cita textual.

Con su queja trasuntada en el artículo mencionado el doctor Fernández les dio recursos a sus adversarios en la larga lucha de aquí a las elecciones del 2016 cuando espera participar como candidato del PLD y retornar al Palacio Nacional, aunque también se cura en salud por esas simpatías.

Mantener su silencio respecto a lo que pasó en el Congreso, aunque hubiese salido en baja como dijeron medios de comunicación, habría permitido comprender que el expresidente lo veía todo como una escaramuza en la batalla que dentro y fuera del PLD le espera en la carrera hacia el 2016, y no como algo de vida o muerte.

Dada su sapiencia y buena articulación como escritor, la forma del escrito pudo haber dejado la impresión de que el mismo fue un borrador redactado por algún asesor en la materia pero que no fue objeto de ninguna revisión por parte del firmante del mismo.

Al referirse al clientelismo y a los sobrecitos con dinero repartidos entre partidarios del pueblo de Dajabón, el doctor Fernández atribuyó esa costumbre a los de abajo, pero no menciona ni por asomo a los grandes beneficiarios del Estado que recibieron todo tipo de consideraciones durante sus 12 años.

DANILO NO BOTA DINERO
Pudo haber sido una coincidencia. El mismo lunes 10 en los medios de prensa escrita apareció una declaración del presidente Medina en la cual dijo a un grupo de ganaderos y agricultores: “no recorro el país improvisando ni botando el dinero del Estado”.

Medina ha advertido a los campesinos a los cuales su gobierno estimula que el dinero no se regala sino que son préstamos que deben ser devueltos. Recientemente el Banco Agrícola informó que casi la totalidad de los préstamos otorgados el año pasado fueron pagados.

El doctor Balaguer reconoció durante sus primeros doce años en el poder en tiempos post Trujillo, que en el primero de esos cuatrienios se habían creado 300 millonarios. Posteriormente un periodista le hizo una pregunta que él al parecer mal interpretó. Su áspera respuesta, más bien una pregunta en sí fue: “usted está sugiriendo que yo me robo el dinero de los dominicanos. Dígame, dígame”.

Aunque el presidente Medina no ha retirado de su régimen a funcionarios denunciados como corruptos, ha estado en la línea de condenar la corrupción y privilegiar la austeridad y el buen manejo de los fondos públicos, contraviniendo la impresión que tienen los nombrados en la administración pública de que los mandan a hacerse y consagrar liderazgos.

En algunas instituciones y ayuntamientos según ha dicho la Cámara de Cuentas en sus informes de auditoría, se producen gastos sin explicación. La Junta Central Electoral, un barril sin fondo es un ejemplo. Perdida en los detalles, esa institución regaló en diciembre un Calendario de Planificación Mensual 2014 ordinario y feo con el nombre en portada y cada página de los altos funcionarios recipientes. No se habla aquí del caso de la nueva cédula.

El Parque Zoológico Nacional se fue más lejos porque regaló la Zooagenda 2014 y el calendario Zoodom 2014, ambos muy bellamente impresos y con excelentes fotografías, pero una extravagancia total si se considera la prudencia con que esa institución debe gastar el dinero para cuidar su fauna aunque sustente algunos productos con donaciones.

abril 2014
L M X J V S D
« feb    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.169 seguidores

%d personas les gusta esto: